4 razones por las que deberías comer en familia

Comer en familia

Comer en familia tiene beneficios en  la salud física y psicológica de toda la casa

En los últimos tiempos, nuestra frenética y acelerada sociedad ha modificado el patrón alimentario familiar y repercutido en su estado de salud. Compartir la mesa en familia tiene un impacto muy positivo y beneficioso en el desarrollo físico, social, emocional y mental, particularmente entre los más pequeños del hogar. Hemos destacado cuatro razones principales y deseamos compartirlas contigo.

En las comidas en familia:

1.-Se sigue una dieta de mayor calidad, equilibrada, variada y saludable. Es el momento oportuno e ideal para enseñar los beneficios de una dieta rica y saludable. Muchos estudios han destacado que comer en familia incrementa la ingesta de vegetales y frutas en niños y adolescentes. Permite además introducir nuevos alimentos y mejorar así la educación gastronómica de los más jóvenes. Previene por lo tanto desórdenes alimenticios, sobre peso o mal nutrición a través de unos horarios establecidos, unas porciones adecuadas, y una variedad alimenticia equilibrada.

2.-Favorece una comunicación fluida, íntima y constructiva entre los miembros del hogar. Es la ocasión que utilizan los niños o adolescentes para hablar sobre lo ocurrido a lo largo del día, para pedir consejo sobre qué actitud tomar ante un posible problema o situaciones complicadas. Las comidas en familia alimentan el buen entendimiento entre los miembros que la componen, y previene de posibles depresiones, apatías o problemas relaciones con la autoestima, ya que se sienten más arropados. Debe convertirse en un momento de consulta, de apoyo, y de intercambio sano y constructivo.

3.-Incrementa el rendimiento escolar. Al dar la oportunidad a los más pequeños de conversar con adultos, su vocabulario aumenta, corrigen sus errores, aprenden sobre nuevos temas y se nutren de distintos puntos de vista, observando diferentes tipos de razonamiento posibles. No sólo reditúa en el desempeño escolar, sino que además abre sus mentes y los convierte en seres tolerantes y sensibles.  Fomentan los buenos modales, los hábitos de higiene y la cooperación entre individuos.

4.-Fortalece los lazos familiares. “Familia que crece unida, permanece unida… para siempre”. Son momentos de ayuda para reforzar el vínculo de los más jóvenes, deseosos por compartir los problemas regulares de su día a día, y dar a entender las necesidades y deseos que tienen o aparecen a lo largo de su cotidiano. También permite que los miembros se conozcan mejor, entiendan el comportamiento del otro y puedan ser de ayuda y apoyo en todo momento. Además estas pequeñas reuniones familiares, con sólo 30 minutos al día aportan una unión y felicidad fuertes a largo plazo.

Comer en familia aporta buenos hábitos alimenticios, desarrolla relaciones afectivas y sociales más sanas, y establece unos buenos ambientes de convivencia, además de unir a sus miembros integrantes.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s