Los estiramientos que necesita tu cuerpo después de un largo viaje

Estiramientos para el síndrome del viajero.

Después de un largo viaje, tu cuerpo necesita estos estiramientos para evitar el síndrome del viajero

 Nuestros destinos de vacaciones cada vez son más lejanos, lo que implica que tengamos que pasar horas sentados en cualquier medio de transporte para desplazarnos. Si queremos evitar que tantos ratos inmóviles acaben afectando nuestro cuerpo, es importante que aprendamos a realizar unos estiramientos  básicos, que reactiven nuestras extremidades y nos eviten las consecuencias  negativas del llamado síndrome del viajero.

Los ejercicios que necesitas

Te presentamos los ejercicios básicos que necesitas para estirar tu cuerpo y evitar que estar demasiadas horas sentado en un espacio tan pequeño como el asiento de un coche o un avión acabe dañando tu cuerpo.

Para empezar, haz círculos en el aire con tus tobillos. Tan sólo tienes que levantar un poco tus pies y girarlos a ambos lados. Después, alterna estirar la punta del pie con flexionarlo hacia arriba.

Los hombros también necesitan moverse. Sin desenganchar tus codos del cuerpo, levántalos 5 segundos y vuelve a bajarlos. Te servirá para relajar también la espalda. Y para un mejor resultado, puedes completar estos estiramientos con una movilización adecuada del cuello, que consiste básicamente en hacer círculos lentamente hacia un lado y hacia el otro.

¿Más estiramientos para la parte superior de tu cuerpo? Inclina un poco el cuello hacia un lado y presiona con la mano contraria. Mantén la posición y luego alterna el lado. También puedes estirar el brazo por delante del pecho y tirar del codo suavemente hacia ti,

Estiramientos del tren inferior

Con una simple pelota de goma de las que todos usamos para relajarnos oprimiéndola  entre nuestras manos, puedes estirar tus piernas. Tan sólo tienes que colocarla entre tus rodillas y apretar tus piernas hacia adentro y relajarlas.

Un último movimiento: haz abdominales sentado. Tan sólo tienes que levantar ligeramente ambos pies del suelo a la vez, intentado acercar tus rodillas hacia tu pecho, haciendo fuerza con el abdomen.

Evita el síndrome del viajero y disfruta de tu viaje con estos estiramientos.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG