Hora de decidir actividades extraescolares: 5 beneficios del deporte en niños

Beneficios de las actividades extraescolares.

Descubre los beneficios físicos y emocionales de las actividades extraescolares deportivas

Una de las decisiones que se toman en la mayoría de familias  a principios de curso son las actividades extraescolares que harán los niños. La oferta es cada vez más amplia y la verdad es que hoy en día los pequeños pueden decantarse por actividades tan diferentes como la música, el arte, los idiomas o las nuevas tecnologías. Tantas posibilidades no pueden hacernos olvidar la necesidad de que hagan deporte, por los grandes beneficios que ofrece.

Los beneficios físicos

La actividad física resulta fundamental para mantener la salud de los niños y ayudar a su correcto desarrollo físico y emocional.  Para empezar:

1.-Animando a nuestro hijo a iniciarse en cualquier práctica deportiva conseguiremos que queme adrenalina y estén mucho más relajados.

2.-Además, el deporte ayuda a la maduración del sistema motor y músculo-esquelético del niño. Por lo tanto, hace que los más pequeños mejoren sus habilidades motoras gruesas y finas y la coordinación de sus movimientos.

3.-Igualmente, hacer ejercicio ayuda a que los niños crezcan manteniendo un peso adecuado, y evitando una obesidad que puede tener consecuencias muy negativas en su adolescencia y edad madura.

Los beneficios emocionales

Hacer deporte ayudará a nuestros hijos en mucho más que en su desarrollo físico:

4.-También hará que los niños se relacionen con sus compañeros, por lo que serán más abiertos y comunicativos y entenderán la necesidad de trabajar en equipo; al mismo tiempo que valorarán el esfuerzo personal para conseguir mejores resultados.

5.-Igualmente, estaremos fomentando el cumplimiento de las reglas y de  sus responsabilidades, a través de los horarios de entrenamientos.

 En conclusión, podemos decir que el deporte es una de las actividades extraescolares más completas que existen, sea cual sea la especialidad elegida. Con su práctica habitual, el niño se desarrollará mejor físicamente y aprenderá hábitos y actitudes que ayudarán a su madurez emocional. Es decir, fomenta que los niños crezcan con el equilibrio necesario para llegar a la adolescencia siendo jóvenes sanos y equilibrados.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG