Empezar el día con energía (y no es con café)

Empezar el día con energía

Cómo empezar el día con energía con ejercicio y buena alimentación

Despertarnos por la mañana y empezar el día con energía es un esfuerzo para muchos de nosotros, que acabamos teniendo problemas para ser productivos si no nos tomamos un café. Si eres de las personas que empieza a pensar en la siesta desde el momento que pone un pie fuera de la cama y arrastras con facilidad el cansancio a lo largo de la mañana, te damos una serie de consejos para empezar el día con energía.

Madrugar es una rutina que agradece nuestro cuerpo

Establecer una rutina de horarios para despertarnos nos ayudará a sentirnos mejor por la mañana, ya que evitará que el cuerpo tenga que hacer ajustes continuos para adecuarse a los diferentes ritmos horarios que intentamos establecerle. Además, hacer un poco de ejercicio al levantarnos nos activará, y reducirá la fatiga.

¿Por qué no ir al gimnasio? Aunque parezca un reto enorme madrugar un poco más para ir al gimnasio, seguro que ya te has fijado de que hay un montón de actividades programadas antes de tu entrada al trabajo.

Si el ejercicio no nos resulta atractivo, optar por alguna técnica de relajación como el yoga también puede proporcionarnos la dosis de energía que todos necesitamos para seguir adelante con nuestro día a día con todas las fuerzas necesarias. Además, si tienes problemas de espalda, muchos fisioterapeutas recomienda realizar ejercicios para la espalda a primera hora de la mañana, justo antes de ponernos en funcionamiento.

La importancia de lo que comemos

Un desayuno sano y equilibrado resulta fundamental para que podamos tener la energía necesaria durante todo el día. Esto significa que necesitamos huir del café de recién levantados y sustituirlo por un vaso de leche vegetal combinada con cereales integrales, fruta fresca y yogur natural. De esta manera, además de sentirnos saciados, conseguiremos que nuestro cuerpo vaya liberando sin problemas la energía que necesitamos durante toda la jornada.

A media mañana sí que es el momento ideal para tomar un café, ya que es cuando la hormona cortisol de nuestro cuerpo tiene un nivel más bajo. De esta manera, aprovecharemos mejor sus efectos estimulantes, que incluso podemos mejorar si tomamos la taza de café con un trozo de bizcocho casero integral o un pequeño bocadillo vegetal.

¿No te gusta el café? No te preocupes, el té verde o el mate pueden producirte el mismo efecto estimulante. ¡Elige la opción que más te guste!

Hay estudios que demuestran que sólo necesitamos 3 semanas para adaptarnos a nuevas rutinas con naturalidad y poder crear hábito. ¿Por qué no pruebas estos consejos durante un mes? Empezar el día con energía está ahora a tu alcance: sólo tienes que ponerle un poco de voluntad.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG