¡Abrazos gratis! Los beneficios de la abrazoterapia

Los beneficios de la abrazoterapia para la salud.

La abrazoterapia refuerza nuestra salud y autoestima desde la infancia

¿Cuántas veces has pensado que necesitabas un abrazo para recuperarte de un mal día? La verdad es que el contacto físico nos ayuda a sentirnos mejor, tanto física como emocionalmente. De ahí, que la abrazoterapia se haya convertido en el mejor aliado de quienes necesitan superar algún tipo de problema.

De hecho, una investigación de la Universidad Carnegie Mellon de Pensilvania (Estados Unidos) ha demostrado que los abrazos mejoran nuestra salud mental e incluso nos protegen ante infecciones como la gripe.  Por lo tanto, son mucho más que una demostración de afecto hacia alguien.

Las ventajas de los abrazos

Al igual que la risoterapia, la abrazoterapia es una forma sencilla de reforzar nuestra salud, nuestra autoestima y nuestra relación con los demás. A continuación te damos 5 razones que harán que tú también quieras regalar (y recibir) abrazos gratis todo el tiempo:

1.-Los abrazos nos hacen sentir seguros y confiados desde niños. Refuerzan los lazos familiares, creando una base sólida desde la infancia. Por lo tanto, nos ayudan a hacer crecer y mejorar nuestra autoestima. ¿Quién no recuerda el abrazo de los padres cuando llegaban a casa o cuando nos daban las buenas noches?

2.-Nos relajan. Los abrazos son uno de los mejores contactos físicos que podemos establecer, y está demostrado que nos ayudan a regular el estrés y la presión arterial. Pocas cosas reconfortan más que un abrazo sincero en un momento difícil.

3.-Mejoran nuestro estado anímico y ayudan de manera positiva a luchar contra la ansiedad y la depresión. Hay que tener en cuenta que incitan a nuestro cerebro a liberar serotonina y dopamina, las dos hormonas del bienestar y la felicidad.

4.-Mejoran nuestro sistema inmunológico y nuestras defensas, por lo que podemos hacer frente a muchas enfermedades.

5.-Son excelentes analgésicos. Relajan nuestros músculos y ayudan a la circulación de la sangre, por lo que sentimos el dolor de una manera mucho más suave. Además, hacen que centremos nuestra atención en la muestra de cariño y nos olvidemos del problema de salud.

¿A quién podemos abrazar o hacer que nos abrace? Esto es lo mejor de todo. No hace falta que tengamos pareja o a alguien muy especial a nuestro lado para poder abrazar. Si disfrutamos de relaciones sólidas en nuestro entorno con gente por la que sentimos un efecto real, tendremos muchas oportunidades de abrazar, ser abrazados y disfrutar de todas las ventajas que nos ofrece la abrazoterapia.

 ¿Todavía no has abrazado a nadie hoy?

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG