Cumple tu propósito de Año Nuevo: vuelve a la rutina deportiva

Adaptarse a la rutina deportiva.

Cumple tu propósito para el Año Nuevo en 21 días y vuelve a tu rutina deportiva

¿Has decidido cuidar tu salud el año que viene? Si tu propósito para el Año Nuevo es retomar la actividad física y ponerte en forma, debes tener en cuenta que no puedes hacerlo sin seguir algunos consejos básicos, es la mejor manera de evitar lesiones.

La importancia de empezar progresivamente

El cuerpo humano necesita adaptarse progresivamente a cualquier actividad. Después de un largo tiempo de inactividad, nuestros músculos y huesos no están preparados para responder de manera instantánea a un esfuerzo físico. Necesitamos ejercitarlos para que recuperen el punto de flexibilidad y tonificación  adecuado para resistir sin lesionarse.

¿Cómo conseguir esto? Para empezar, es importante que escuchemos a nuestro cuerpo y seamos conscientes de las limitaciones que tenemos, especialmente por motivos de salud. A partir de aquí, iniciaremos un entrenamiento con movimientos lentos y poco a poco aumentaremos el número de repeticiones de cada ejercicio y el peso de las pesas que usemos para entrenar nuestros músculos.

Puedes empezar practicando ejercicios más suaves, como el yoga o el Pilates, y cuando sientas que tu capacidad de resistencia mejora, puedes probar con otras actividades más explosivas, como el body kombat o el spinning.

Establecer un plan en tu rutina deportiva

Debes establecer una rutina de ejercicio acorde con tus posibilidades, que te motive y que te conduzca progresivamente a subir un escalón más. Empieza por plantearte un objetivo realista a cumplir, como ser capaz de correr 10 minutos al día. Ten en cuenta cuándo, dónde y cómo lo podrás llevar a cabo para saber si realmente tus objetivos iniciales están a tu alcance.

Lo importante es que seas constante y seas consciente en cada momento de como mejoran poco a poco tus capacidades, hasta que puedas ponerte metas mayores, como entrenarte para  carreras de larga distancia.

En definitiva, siendo consciente de tu cuerpo, de tus posibles problemas a la hora de ejercitarte y trazando una estrategia práctica, conseguirás volver a la rutina deportiva con reales perspectivas de éxito. Ten en cuenta que necesitamos una media de 21 días para adaptarnos a nuevos hábitos, por lo que el mayor esfuerzo tendrás que hacerlo durante las primeras 3 semanas. Una vez pasado ese tiempo, conseguirás ver el deporte como un hobby y no como un objetivo. Y podrás disfrutar de tu rutina deportiva. Propósito de Año Nuevo cumplido.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG