Recuperar la línea después de Navidad sin dietas estrictas

Recuperar la línea

Recuperar la línea después de Navidad con 5 comidas al día

Cenas de empresa, comidas familiares, reuniones con los amigos… El último mes del año siempre nos invita a comer y a beber más de lo habitual. Pero una vez terminadas las fiestas, es el momento de recuperar la línea después de Navidad.

¿Cómo conseguirlo? Esencialmente, deberíamos intentar reducir el número de calorías de nuestra dieta diaria, seleccionar lo que comemos y hacer un poco de ejercicio cada día. De esta manera, nuestro cuerpo se pondrá a punto en poco tiempo.

Elegir los alimentos adecuados en 5 comidas al día

Ten en cuenta que estar a dieta no consiste en hacer el esfuerzo de comer menos, incluso pasando hambre, durante unas semanas para después poder volver a malos hábitos alimenticios. De esta manera sólo conseguiremos recuperar rápidamente lo que hemos intentado cambiar, ya que nuestro cuerpo siempre tiende a un determinado peso. Por eso lo importante para mantener un equilibrio es adoptar hábitos saludables, como los que te citamos a continuación.

Uno de los pilares de la pérdida de peso radica en elegir los alimentos adecuados para evitar un exceso de calorías, pero eso sí, garantizando la aportación nutricional adecuada.  Para ello, debemos olvidarnos de bollería, dulces, pan de molde y cualquier otro alimento rico en grasas. Igualmente, la leche entera y las salsas son un peligro que no podemos permitirnos.

En cuanto al aceite que usamos para la preparación de nuestras comidas, deberíamos vigilar de no pasar de las tres cucharadas diarias para garantizar que no añadimos un exceso de grasa a los platos que tomamos.

Asimismo, es esencial que aprendamos a combinar proteínas, hidratos de carbono y grasas para conseguir un equilibrio de nutrientes en nuestro cuerpo. De esta manera, un poco de pan, una fruta y un café con leche serán más que suficientes para un buen desayuno.

Eso sí, no podemos olvidar una manzana o un cítrico como tentempié de media mañana y de media tarde. Recuerda que no es necesario pasar hambre para perder peso y que para estos propósitos, no saltarse ninguna de las 5 comidas al día es fundamental. De otra manera, solo conseguirás que tu organismo busque la próxima ingesta con más ansía y que comas más cantidad de la que deberías y de alimentos que no son los apropiados.

En cuanto a las comidas, es importante que combinemos en una misma ingesta verduras, hortalizas, arroz o legumbres y proteínas, para conseguir el aporte energético necesario.

Un consejo fundamental: olvidarnos del azúcar y de las bebidas refrescantes durante un tiempo, al menos hasta que recuperemos el peso.

Caminar, el mejor ejercicio

El mejor complemento a una dieta equilibrada para perder peso es dedicar 30 minutos de ejercicio al día y es que determinadas actividades deportivas, como el body pump, nos ayudan a quemar una gran cantidad de calorías en una sola sesión.

Sin embargo, no siempre podemos disponer de tiempo necesario para ir al gimnasio con regularidad. Si no puedes incluir algo de deporte en tu rutina diaria, el mejor ejercicio que puedes llevar a cabo para perder peso es caminar durante al menos 30 minutos al día, ya sea para ir a trabajar, hacer la compra o por el parque. A esta práctica es a lo que conocemos como Power Walking y, además de adelgazar, nos ayudará a mantener el buen funcionamiento de nuestro corazón.

Como ves, recuperar la línea después de Navidad no pasa necesariamente por hacer grandes esfuerzos en poco tiempo. Adoptando nuevos hábitos alimenticios, y practicando un poco de ejercicio, conseguiremos mejores objetivos a largo plazo que con las dietas más estrictas.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG