La dieta mental que necesitas para tener un cerebro sano

Conoce la dieta mental que hará que tu cerebro esté más sano.

¿Quieres un cerebro sano? Sigue una dieta mental de 7 ingredientes

Una de las cosas que hacemos para cuidar nuestro cuerpo es seguir una dieta adecuada a nuestras necesidades, ¿por qué no hacerlo con el cerebro? Igual que hacemos con otros músculos, podemos entrenarlo para optimizar su rendimiento y mantenerlo en plena forma durante mucho tiempo. Por eso, es importante que sigamos una particular ‘dieta mental’.

Esta dieta no se compone de alimentos y recetas especiales, sino de actividades que debemos incluir en nuestra vida diaria para conseguir que nuestro cerebro esté sano y, por lo tanto, podamos ser más creativos y desarrollar mejor nuestras capacidades mentales.

Los 7 ingredientes para tu dieta mental

El cerebro funciona con energía, y la realización de las siguientes actividades nos permitirá proporcionarle una aportación extra que lo active y nos permita sacar lo mejor de nuestra mente. A continuación, los 7 ingredientes que necesita tu dieta cerebral:

1- Dormir es fundamental para que nuestra mente se refresque y reactive, y para que podamos asentar todo lo que hemos aprendido durante el día. ¿Cuántas horas? Depende de cada cuerpo… tan solo hemos de comprobar cuándo nos sentimos realmente frescos y en pleno rendimiento. Por eso, muchas veces nos despertamos viendo claras las respuestas a problemas para los que antes de dormir no veíamos la solución.

2- Buscar momentos para no hacer nada en concreto también es esencial para mejorar el estado de nuestro cerebro. No es una pérdida de tiempo, sino más bien una inversión para desconectar y que después nuestra mente funcione a pleno rendimiento.

3- El juego, aun en la etapa adulta, sigue siendo esencial para mejorar nuestra capacidad de aprendizaje. Tan solo tenemos que disfrutar con lo que hacemos para conseguir ser más creativos. Simplemente descargando App con juegos mentales y psicotécnicos ya estaremos ayudando a nuestro cerebro.

4- Tener relaciones interpersonales saludables nos ayuda también a relajar nuestra mente y, por lo tanto, a que nuestro cerebro pueda recuperarse de periodos de estrés y funcionar a pleno rendimiento. Gracias a la conexión con otras personas somos capaces no solo de mejorar nuestro humor y nuestra autoestima, sino también de mejorar nuestro sistema endocrino, cardiovascular e inmunitario.

5- Disfrutar del momento. Hacer actividades como un paseo o relajación nos ayudará a ser mentalmente mucho más eficaces, a rebajar el estrés, reducir la presión arterial y la tensión muscular. No preocuparnos tanto por el futuro ni por el pasado tiene su recompensa en el presente.

6- Practicar deporte hace que nuestro cerebro sea más plástico y que, además, se potencien las actividades neuronales necesarias para frenar los daños en el cerebro y el peso de la edad. La variedad de ejercicios que podemos desarrollar es casi infinita y podemos encontrar actividades muy enfocadas a desarrollar capacidades en concreto.

7- Centrarnos en un objetivo concreto nos permite tener una actividad cerebral mucho más eficiente. La multitarea nos roba tiempo y energía, ya que nos impide focalizarnos y organizarnos con claridad; dos cosas que acaban incidiendo sobre el cerebro.

El conjunto de todas estas actividades nos permitirá muscular nuestro cerebro en todas sus áreas y, por lo tanto, tenerlo a pleno rendimiento. En consecuencia, es importante que dediquemos un tiempo a planificar la realización de todas ellas dentro de nuestra agenda diaria. ¿Has olvidado últimamente incluir alguno de estos ingredientes a tu dieta mental?

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG