11 beneficios de la crema de verduras para tus hijos

Conoce los 11 beneficios de las cremas de verduras para tus hijos en este post.

Los argumentos que necesitas para que los niños coman crema de verduras

La crema de verduras es una de las primeras recetas que se incorpora al menú del bebé cuando abandona la lactancia exclusiva, y aunque comer verduras a diario es garantía de su salud y correcto desarrollo, no es ningún secreto que los purés y cremas de verduras no son el plato favorito de los más pequeños.

Un alimento saludable

Sin embargo, a la hora de convencer a los niños para comer verduras, siempre es mejor presentarlas en forma de crema de verduras que no hervidas o cocidas, por eso os contamos los beneficios de esta forma de cocinar.

1. La crema de verdura es fácil y rápida de preparar.

2. No contiene muchas calorías; por lo que no viene acompañado de problemas de sobrepeso.

3. Es ligera: su digestión es fácil y no supone molestia alguna. Esto es un punto importante especialmente para los bebés.

4. Aporta una gran cantidad de minerales necesarios para el organismo.

5. Posee las vitaminas necesarias para el buen funcionamiento del cuerpo a diario y para fortalecer las defensas.

6. La mayoría contiene grandes dosis de vitamina C, fuente de energía indispensable para el crecimiento y desarrollo normal del individuo.

7. No contiene grasas, por lo que su consumo no afecta la tensión arterial ni incrementa las probabilidades de sufrir colesterol. Un buen argumento para comer purés durante toda la vida.

8. Es una fuente de fibra increíble, por lo que mejora el tránsito intestinal.

9. Ayuda a combatir la retención de líquidos por su abundante contenido de potasio.

10. Contiene numerosos antioxidantes, sustancia que previene el envejecimiento y reduce la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.

11. Es ideal para el correcto desarrollo y crecimiento de los niños y una gran fuente de energía; tan necesaria en una etapa tan activa como la infantil.

Ideas para la crema de verduras

Las primeras verduras que los pediatras recomiendan dar a probar al bebé son la calabaza, el calabacín y la patata. A medida que pueden incorporar más alimentos a su dieta, es hora de empezar a variar los purés con otras verduras como cebolleta, cebolla, puerro e incluso, algo de proteínas como yema de huevo.

La crema de verduras debe tomarse como primer plato, junto a proteínas y grasas saludables, que pueden provenir del aceite de oliva o de los frutos secos, por ejemplo. Algunas cremas de verduras que pueden seducir a los más pequeños por su color son la crema de calabaza y zanahoria, la de guisantes, o la crema de col morada. Date prisa e incluye ya este delicioso manjar en la dieta alimentaria de tu hogar.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG