La oxitocina, la hormona que te hace sociable

oxitocina

La oxitocina nos ayuda a tener más empatía con los demás

¿Qué determina que seamos más tímidos o más sociables? ¿Responde simplemente a las conductas aprendidas en nuestro entorno y a la acción de agentes externos? Lo cierto es que la química y composición de nuestro cuerpo juegan un papel muy importante a la hora de decidir nuestra personalidad. En este sentido, es la oxitocina la hormona que nos hace sociables.

¿Qué efectos tiene la oxitocina?

Las distintas investigaciones de los últimos años en torno a cómo afectan las distintas hormonas a nuestra forma de ser y estado de ánimo parecen coincidir en lo que se refiere a la oxitocina y a su participación en aspectos como la interacción con otras personas y las relaciones de pareja.

Esta hormona es una de las responsables de construir relaciones personales saludables y a largo plazo, por lo que está muy presente en la formación de una familia, tanto a nivel de pareja como para fortalecer el vínculo entre padres e hijos.

Además, la oxitocina nos ayuda a reconocer los estadios emocionales de los demás, ya que estimula la parte del cerebro encargada de relacionar el reconocimiento facial con el proceso del habla. Tanto es así, que recientes estudios están trabajando en la utilización de la oxitocina para estimular las necesidades sociales de los niños autistas.

¿Qué otras hormonas condicionan el comportamiento?

La oxitocina no es la única hormona que influye en nuestra forma de actuar, hay otras que pueden reportarnos efectos positivos:

-La adrenalina: La denominada hormona del estrés es la que nos enseña a reaccionar en situaciones de urgencia y hacer que vivamos todo con más intensidad. Está presente en el eustrés.

-Las endorfinas: Estimulan el placer y tienen un efecto analgésico. Se segregan fundamentalmente al hacer ejercicio o al reírnos.

-La melatonina: Es la encargada de regular tanto los ritmos biológicos como el sueño. Se segrega fundamentalmente durante la noche.

-Las catecolaminas: Son los estimulantes que se segregan a las dos o tres horas aproximadamente de habernos levantado y hacen que nos sintamos “despiertos”. (Te dejamos otro artículo sobre cómo empezar el día con energía).

Las hormonas son indispensables para nuestro correcto desarrollo; sin embargo, la alteración de los niveles habituales en su producción puede tener efectos nocivos para nuestra salud y alterar nuestro comportamiento. Para mantener unos niveles de hormonas adecuados recuerda mantener una alimentación equilibrada y practicar ejercicio de forma regular.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG