El riesgo para la salud de las calorías vacías

Calorías vacías

¿Por qué no debes consumir calorías vacías?

¿A  quién no le gustan los refrescos, la bollería industrial o las bebidas alcohólicas? Sin duda, estos alimentos son atractivos para muchas personas, pero su inclusión en la dieta habitual no nos aporta nada más que calorías vacías.  Comiéndolos no conseguiremos aportar ningún nutriente a  nuestro organismo, tan solo un exceso de energía. De hecho, ingiriendo calorías vacías solo conseguiremos perjudicar nuestra salud.

 La necesidad de una alimentación equilibrada

Una de las claves para cuidar nuestra salud es mantener una dieta equilibrada, en la que incluyamos todo tipo de nutrientes que nos garanticen el buen funcionamiento de nuestro organismo.  Si optamos por alimentos que contienen calorías vacías solo conseguiremos un aporte excesivo de energía, pero ningún aporte nutricional valioso para nuestra salud.

Los peligros de las calorías vacías

Si llenamos nuestra dieta de alimentos como los refrescos, la bollería industrial o la comida rápida y no realizamos ninguna actividad deportiva, solo conseguiremos tener un exceso de calorías  en nuestro cuerpo, el primer paso para que aumentemos de peso. Y debemos ser conscientes de que esta situación  solo puede derivar en la aparición de enfermedades como la obesidad, la diabetes o la hipertensión.

Hay que tener en cuenta que los alimentos con calorías vacías solo aportan energía generada por azúcares y grasas saturadas. Por lo tanto, resultan muy saciantes y sabrosos, pero no nos alimentan en ningún caso.

Evitar caer en la tentación

Cuando tenemos hambre o necesitamos relajarnos un poco a media tarde, siempre acabamos pensando en picotear alguno de los alimentos con calorías vacías más habituales, como las golosinas o los bollos. Es importante que evitemos caer en la tentación, ya que solo conseguiremos una aportación exagerada e innecesaria de calorías, con el consiguiente peligro de obesidad y otras enfermedades asociadas.

Cuidar nuestra dieta diaria y reservar ciertos alimentos para ocasiones esporádicas nos ayudará a evitar muchos problemas de salud. Solo una aportación equilibrada de frutas, verduras, proteínas e hidratos de carbono puede garantizarnos un buen estado de salud, y un peso adecuado para nuestra constitución física.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG