El riesgo de abusar de los tacones

Los tacones

Los tacones, un riesgo para tus pies

Los tacones son una parte fundamental del look de la mayoría de mujeres. Son un complemento que aporta elegancia y estilo a cualquier prenda, por lo que muchas mujeres se ven obligadas a llevarlos tanto para ir a trabajar como para asistir a un evento social. Pero los tacones también tienen su lado negativo: está demostrado que abusar de ellos puede multiplicar por 4 el riesgo de lesiones.

¿Qué tacón es el más adecuado?

Los tacones demasiado altos evitan que el peso del cuerpo se distribuya de manera adecuada en la planta del pie, lo que puede causar numerosas lesiones.

Los podólogos recomiendan tacones anchos y de menos de 3 centímetros, pero si esto no es posible la mejor opción son las plataformas, siempre procurando que no haya más de 3 cm de diferencia entre  la parte de delante y de atrás del zapato. Igualmente,  hay que tener en cuenta que el calzado no tenga una puntera demasiado estrecha, que evite que los dedos puedan colocarse cómodamente.

También se recomienda descansar todo lo posible de los tacones. Tener zapatillas a mano que nos permitan cambiarnos de cuando en cuando nos ayudará a relajar los pies y estirar en buena posición los músculos y los tendones.

Los trastornos causados por tacones

Abusar de los tacones puede causar lesiones en los pies, y en rodillas, caderas o incluso  en la columna. Merece la pena destacar algunas de las más importantes:

– Los juanetes, en la base de la articulación del dedo gordo

– La metatarsalgia, o inflamación en la parte delantera del pie

– Los dedos en martillo, que pueden tener un aspecto parecido a una garra

– Inflamaciones de los tendones

– Artrosis y artritis en la rodilla, debidas al exceso de presión en la articulación

– Dolor en la espalda por mala alineación de las caderas

– Dolor muscular por el exceso de tensión al que se someten los músculos

Evitar todos estos problemas para la salud pasa simplemente por cuidar de que las mujeres hagamos un uso razonable de los tacones, tanto en el tiempo de su uso como en su altura.

Autor: SegurosCatalana Occidente

BLOG